La aparición de los diamantes data de tiempos inmemoriales. En un principio, el hallazgo que se hizo de esta piedra preciosa fue en Kimberly, Sudáfrica. Allí comenzaron los inversionistas a explotar las minas, iniciándose así la comercialización del diamante.

Posteriormente, Cecil Rhodes fundó la empresa DeBeers diamond, lo cual produjo grandes cambios en el área económica, ya que su empresa logró esparcirse por diferentes regiones, y esto le permitió controlar toda la oferta diamantina a nivel mundial.

Glosario del contenido del artículo:

Comienza ahora a invertir en diamantes en una plataforma regulada y segura 100%

DeBeers diamond alcanzó a ser la distribuidora de diamantes de mayor prestigio, al contar en su staff con selectos compradores de preciados lugares donde esta piedra preciosa comenzó a cotizarse.

El Monopolio del Diamante

Estas piedras comenzaron a obtener altos precios al divulgarse que eran muy valiosas y sofisticadas. Por esta razón, la competencia acordó que cualquier yacimiento encontrado debía ser explotado inmediatamente.

Sin embargo, se tomaron precauciones al respecto, porque si se expandía su venta en el mercado, esto iba a ocasionar que su precio bajara, lo que económicamente no les convenía a los comerciantes.

Para el año 1900, aparece una mina en Sudáfrica con diamantes similares a los de la empresa DeDeers. Ambos optaron por fusionar las empresas ya que tenían un interés común.

Luego, aparecieron minas de diamantes en Siberia que presentaban otra tipología. El comercio continuó mediante acuerdos establecidos con Rusia. Por su parte, Israel usó el diamante como garantía de préstamo.

El monopolio del diamante trajo como consecuencia la especulación, provocando una situación de oferta-demanda desmedida, que dio origen a la competencia desleal, cuyo objetivo era romper con el monopolio que tenía la empresa DeBeers.

A posteriori, aparecen en Australia unas minas de diamantes coloreados, con sutiles tonalidades que los diferenciaban de los diamantes comunes.

Este país comenzó a comercializarlos con diferente marketing, procurando evitar controversias con DeBeers, que no tenían en existencia este tipo de diamantes.

Más tarde, DeBeers se introdujo en el mercado de diamantes coloreados para mantener su monopolio, al igual que en las minas canadienses donde la explotación de diamantes era de su competencia y así continuo dominando el mercado.

Actualmente, la competencia ha variado, ya que DeBeers solo maneja un 40% de su producto estrella, lo que ha dado cabida a que otras empresas puedan desarrollar la economía del diamante.

La Constancia del Diamante

El diamante es una piedra preciosa duradera a pesar de su sencillez. Es muy apreciado por las personas amantes de la exclusividad.

Siendo muy utilizado en la fabricación de anillos, cadenas y gargantillas, llegando a ser una piedra muy demandada por la clase alta.

Las características del diamante varían según su tamaño, talla y color. Son los preferidos de la realeza y su uso se disemina hacia los millonarios, actores de Hollywood y afamados políticos.

La publicidad ha ayudado en demasía a la demanda del diamante, al comparársele con obras costosísimas y por ser muy exhibidos en grandes ceremonias.

Su comercialización y distribución se hace en quilates, lo cual ha dado origen al anillo de la eternidad, que es una prenda que combina pequeños diamantes.

La costumbre de ofrecer un anillo de compromiso surgió en los años 80. Se manejó con una gran publicidad y logró convertirse en una constante cuando de pedir matrimonio se trata.

Actualmente, este hecho se ha vuelto tradicional, abarcando un 75% de ventas, donde se afirma que, para el año 2012, en Estados Unidos la venta de los anillos alcanzó la cifra de 7 mil millones de dólares.

La demanda de diamantes ha crecido notablemente en países como Alemania, Japón y Brasil, al igual que en Italia y Austria.

Para ello, DeBeers ha creado sus propias joyerías, algunas de ellas tienen su asiento en territorio chino, resultando un hito en los países asiáticos, consolidándose esta piedra como la más universal en el mundo financiero.

El Valor de los Diamantes

Algunos científicos opinan que debajo de la superficie terrestre existen toneladas de diamantes y que el valor que este adquiere se lo da el hombre.

El diamante ha revolucionado la economía de mercado, sobre todo, en lo relativo a las piedras preciosas.

Se utilizan variedad de tácticas para proceder a su venta, pero la competencia es muy ardua y la confianza del cliente, en cuanto a su pureza, es un elemento muy importante a la hora de adquirirlo.

Existe variedad de diamantes, unos más valorados que otros, dependiendo de su peso, su textura y de su composición química. Su elemento principal es el carbono, y en el campo de la mineralogía es una de las piedras más apreciadas por su vistosidad y su prestancia.

El precio de los diamantes es oscilante, ya que va a tener mucha relación con la joya en la cual sea empleado.

Además de su peso en quilates, las joyerías más afamadas han logrado detectar que la población joven no son adquirentes de diamantes, sino que inclinan sus preferencias hacia otros productos.

Esto quizás se debe al coste de la prenda, el cual necesita ser evaluado para determinar su pureza.

Sus compradores siguen siendo personas adineradas que acostumbran lucir piedras preciosas, pero cuando se trata de clientes con un poder adquisitivo menor, estos suelen ser adquirentes de otros rubros.

En cuanto a los diferentes criterios que pueden ser usados para determinar el precio de compra de un diamante en bruto, se pudieran enumerar los siguientes:

  • La nación donde se haga la compra, ya que el caso varía si es en USA, África o Europa.
  • La nación o territorio hacia donde serán exportados los diamantes, ya sea India, Israel, Europa o USA.
  • La forma de pago, ya sea de contado, por transferencia o a través del uso de cualquier otra modalidad.
  • Los gastos que contrae todo el proceso.
  • La conformación cristalina del diamante en bruto. Este deberá ser sometido a una profunda evaluación para proceder a clasificarlo de acuerdo a su composición mineralógica.

Todos estos factores influyen en el coste del diamante y permiten, además, hacer el cálculo del precio de manera objetiva y transparente.

Comienza ahora a invertir en diamantes en una plataforma regulada y segura 100%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.