como invertir en bonos del estado

Bonos del Estado. Por ley natural y legal, el gobierno de cualquier nación requiere financiamiento para poder ofrecer y cumplir con los servicios públicos.

Una manera de lograrlo es a través de la emisión de bonos del Estado.

El procedimiento consiste en que las personas naturales o jurídicas tienen competencia para adquirir los bonos del Estado. Esta acción le genera al inversor una rentabilidad, donde el Estado adquiere una obligación de pago.

Glosario del contenido del artículo:

Invierte en bonos del estado de tu país ahora en un broker regulado y seguro 100%

Existe la interrogante de sí esa inversión puede o no resultar rentable. Por ello, se hace necesario que la persona, antes de invertir, tenga pleno conocimiento en todo lo concerniente a los bonos del Estado.

Definición de los bonos del Estado

Los bonos del Estado están definidos como unos títulos que tienen un carácter especial, los cuales son emitidos por diversos gobiernos, con la finalidad de obtener el suficiente dinero para poder satisfacer el déficit público.

El Estado siempre maneja la posibilidad de atraer una gran cantidad de inversores que estén interesados y decididos en comprar estos títulos.

Los bonos del Estado están tipificados como unos instrumentos de deuda pública.

En el momento de ser emitidos, en ellos se fijan los intereses que recibirán los inversores, así como la periodicidad en que serán cobrados.

Cabe señalar, en cuanto al monto invertido, que este será devuelto de manera integral cuando se venza el préstamo, el cual tiene su tiempo de demora.

Por esto, cuando una persona decide invertir en los bonos del Estado, automáticamente llega a convertirse en un “prestamista”.

Caracteres de los bonos del Estado

Existe una serie de caracteres referidos a los bonos de deuda pública, llamados también bonos del Estado, entre ellos se pueden enumerar los siguientes:

1.- Es un ingreso pasivo permanente

Se considera que las personas que deciden realizar inversiones en bonos del Estado, empiezan de inmediato a cobrar intereses, estos son denominados cupones, los cuales se reciben de manera periódica con mucha rigurosidad.

Los intereses devengados por estos bonos, deben ser establecidos previamente, en la oportunidad de ser emitidos.

2.- Se considera una inversión a mediano y largo plazo

Es importante tener en cuenta que los bonos del Estado tienen en su haber, plazos de vencimiento a mediano y largo plazo.

En cuanto al mediano plazo, estos oscilan entre 2 y 5 años, y en los de largo plazo, su duración puede llegar hasta los 10 años, todo va a depender del país que realice su emisión.

Referente a los bonos del Estado en España, cabe destacar que estos tienen una duración que oscila entre los 3 y 5 años. Otras opciones que se manejan son: Las Letras del Tesoro y las Obligaciones del Estado, las cuales tienen duraciones diferentes.

3.- Ingresos permanentes de rentabilidad baja

Generalmente, los intereses que perciben los inversionistas tienen una baja rentabilidad, debido a que existe un mínimo riesgo.

Es oportuno destacar que se pudiera lograr una rentabilidad mayor de ese dinero, si se invirtiera en cualquier otro instrumento de inversión que representara mayor riesgo.

4.- Poseen un índice bajo de riesgo

Es obvio que, cuando se decide invertir en cualquier instrumento de renta variable, la posibilidad de lograr una rentabilidad elevada es mayor, así como también existen riesgos de que pueda producirse una quiebra o que, en su defecto, se produzca un impago.

Entendiendo que cualquier inversión contrae su propio riesgo, pero teniendo claro que comparativamente estos son menores.

5.- Presentan un precio variable

Los bonos del Estado tienen como peculiaridad, que su precio va a depender de la relación existente entre la oferta y la demanda, que pueden ser establecidos por tratarse de unos títulos de deuda pública.

En aquellos casos donde la demanda sobre los bonos resulte muy elevada, los precios tienden a ser muy altos. Sin embargo, hay que destacar que los gobiernos generalmente tienden a emitir este modelo de bonos en forma masiva.

Un aspecto a considerar, es que el valor nominal mínimo que ordinariamente se establece dentro de la puja para la adquisición de bonos del Estado, alcanza un monto de 1.000 euros.

Haciendo la salvedad de que, cualquier cantidad mayor a dicho monto, deberá expresarse en múltiplo de 1.000 euros.

Modelos de inversión en deuda pública

Para las personas que de alguna manera debutan en el campo de la inversión en deuda pública, estas siempre tienden a confundir los diversos tipos de instrumentos del área financiera que poseen gran similitud.

En España, por ejemplo, destacan las Letras del Tesoro y las Obligaciones del Estado.

La diferencia que existe entre ambos es su tiempo de duración. En este sentido, en función de su duración, destacan los siguientes:

1.- Letras del Tesoro

Este modelo de título, en cuanto a la deuda pública, posee un plazo que generalmente es menor a los 18 meses, esto significa que los plazos más comunes en cuanto a las emisiones comúnmente son de tres, seis y doce meses.

Es importante destacar que, en este modelo de título, no se efectúa un cobro de intereses o de cupones periódicamente, ya que existe la posibilidad de poder disponer de esta rentabilidad al haber concluido el plazo vigente de la letra.

Por lo demás, todos los intereses devengados cuando se realizan inversiones en Letras del Tesoro, tienden a ser menos elevados que los otros modelos o instrumentos relacionados con la deuda pública.

2.- Bonos del Estado

Los bonos del Estado, generalmente poseen una duración que sobrepasa los 18 meses, pero menor a los 5 años.

Para el momento de su adquisición, se debe hacer un pago total o proporcional, lo cual permite percibir una renta cada tres, cuatro o doce meses, hasta que ocurra el vencimiento del título, para lo cual se acostumbra a retomar el importe íntegro del bono sumándole su último cupón.

3.- Deberes del Estado

El Estado tiene como deber, el mantenimiento de una financiación a los fines de preservar la estructura relacionada con la deuda pública.

Por ello, estos títulos poseen un plazo de vencimiento que tienen como mínimo 5 años.

Por lo demás, los deberes del Estado español poseen diversos períodos de vigencia, ya que estos oscilan entre: diez, quince, treinta y cincuenta años. Obviamente, sus intereses tienden a ser mucho mejores que los que ofrecen los bonos del Estado.

Haciendo la salvedad de que, las condiciones y el cobro de los cupones y periodicidad, es exactamente igual a la de los bonos del Estado.

Invierte en bonos del estado de tu país ahora en un broker regulado y seguro 100%

Beneficios de la inversión en bonos del Estado

Entre los beneficios más destacados se encuentran:

1.- Aporte de ingresos fijos

Es un beneficio muy relevante, ya que el flujo de ingresos que se obtienen a través de los cupones de los bonos del Estado, son permanentes y susceptibles de predecir.

Esto genera un factor muy positivo, porque da la oportunidad de establecer algunos planes de inversión con esos intereses que, adicionalmente, son exonerados de impuestos de toda índole.

2.- Son inversiones sólidas

Los bonos del Estado tienen la característica de ser una inversión segura, si llegamos a compararlos con otros tipos de inversión.

Por ser permanentes, no existe preocupación en cuanto a las fluctuaciones del mercado que, generalmente, suelen afectar instrumentos, entre ellos, las acciones.

3.- Facilita la inversión de gran utilidad dentro de la sociedad

Es imprescindible admitir que la decisión de invertir en los bonos del Estado genera un compromiso de contribuir con el país, su finalidad es ayudar a subsanar en forma efectiva el déficit público.

Este dinero generalmente se destina a proyectos sociales, erogaciones de seguridad social, algunos gastos de nómina y salud.

¿De qué manera se puede invertir en bonos del Estado?

Las maneras de invertir en bonos del Estado la podemos enfocar desde dos puntos de vista: el mercado primario y el mercado secundario, los cuales se explican a continuación:

1.- ¿Cómo adquirir bonos del Estado en el mercado primario?

La adquisición de estos bienes se realiza en el mercado primario de manera directa por parte del emisor, el cual está representado por el Estado, haciendo la salvedad de que, en España, la entidad que se encarga de emitir los bonos del Estado, así como también las obligaciones del Estado y las Letras del Tesoro, es el Tesoro Público.

Esto lo hacen mediante una subasta, donde la mayoría de los interesados pujan para poder adquirir estos títulos de deudas. Cumplido este proceso, se pasa a establecer las condiciones de la durabilidad del bono y sus respectivos intereses.

Generalmente, los bonos del Estado se adquieren en el Banco de España, en algunas oficinas y a través de la página web del Tesoro Público, así como también en otras entidades financieras.

Para efectuar la compra de los bonos del Estado en el mercado primario, se debe poseer un mínimo de 1.000 euros. En el caso de que se quieran comprar mayor cantidad de activos financieros, debe ser en múltiplos de 1.000 euros.

Cuando se deban cobrar los intereses o cupones, el depósito se hará directamente a la cuenta asignada, siempre respetando la periodicidad que establece el bono del Estado.

Vencido el bono, de manera automática recibirás todo el capital invertido, más el último cupón.

2.- ¿Cómo adquirir bonos del Estado en el mercado secundario?

En el mercado secundario, los propietarios de los bonos del Estado siempre deciden liquidarlos a terceros, con la finalidad de obtener un redito.

Es una opción para los inversionistas de poder vender sus títulos a otros inversores, sin la necesidad de esperar que el bono del Estado se venza.

El precio de estos bonos en el mercado secundario va a depender de la existencia de 3 factores:

  • La proximidad que exista al pago del cupón siguiente.
  • Otro factor está referido al tipo de interés del mercado, que tiende a variar según el criterio de riesgo del bono
  • Los intereses que plantea el banco de España.

Esto significa que los bonos del Estado en el mercado secundario, poseerán un valor que generalmente fluctuará de manera similar al mercado de acciones.

Se recomienda que, para aquellos que quieran comprar los bonos del Estado o cualquier instrumento de deuda pública dentro del mercado secundario, deberán recurrir a los servicios de un brokér.

Se debe estar atento a los márgenes de comisiones que se ofrecen, así como también a los productos que colocan a tu alcance.

Para ello, se disponen de diversos modelos de brokérs, las cuales pueden ser oficinas de bancos, entidades financieras físicas o vía internet.

Invierte en bonos del estado de tu país ahora en un broker regulado y seguro 100%

Los bonos del Estado y sus riesgos

Las inversiones siempre contraen riesgos, pero este tipo de compra relacionada con un instrumento financiero de deuda pública, tiene un bajo nivel de riesgo.

Sin embargo, uno de los riesgos más comunes es que no se reciba la rentabilidad que se esperaba. En este caso, se manejan dos escenarios que producen afección a este modelo de bono, ellos son:

1.- La quiebra del país emisor del bono

Es un caso que casi nunca ocurre, es decir, que el país quiebre y se vuelva insolvente, incumpliendo sus compromisos porque cae en default. Es un riesgo muy hipotético.

2.- La inflación

El fenómeno de la inflación afecta notablemente la rentabilidad neta, que te correspondería recibir por la inversión que hiciste. A este fenómeno se le denomina “tasa de retorno negativa”.

Es decir, en el caso de que la rentabilidad del bono sea inferior a la inflación, se estará entonces ante una inversión catalogada como de rentabilidad negativa.

Momento actual y los bonos del Estado

Ante la crisis presentada a nivel mundial, la rentabilidad ha descendido al igual que la tasa de interés fijada por los bancos. Esto significa que hay una tasa de retorno negativa.

Sin embargo, el progreso de algunos mercados ha producido que las Obligaciones del Estado siempre tiendan a ofrecer una rentabilidad positiva.

Para los profesionales de las finanzas, lo que procede en esta situación es la instrumentalización de fondos de inversión que posean una renta fija.

Para ello, los inversores utilizan expertos en materia financiera, siendo éstos los encargados de movilizar los títulos de deuda pública, entre ellos, los bonos del Estado, los cuales siempre serán una buena opción para todos aquellos que ansían que su inversión le retribuya a cambio un capital.

Invierte en bonos del estado de tu país ahora en un broker regulado y seguro 100%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.