Existen algunos consejos que se deben seguir cuando decides invertir por primera vez, sobre todo, si estas debutando como inversionista y tienes la aspiración de duplicar tu capital.

Sin embargo, no es bueno que te adelantes a los acontecimientos, es importante que te conduzcas con confianza y ponderación, para que tu primera inversión tenga altas posibilidades de resultar exitosa, lo cual redundará siempre a tu beneficio.

Glosario del contenido del artículo:

Comienza ahora a invertir en los mejores activos en una plataforma regulada y segura 100%

El elemento inversión siempre contrae riesgos. Estos deben asumirse porque son una necesidad para poder obtener las ganancias que se aspiran colocando el patrimonio que se posee, siempre con la firme aspiración de que podrá multiplicarse, para lograr disfrutar de un mayor confort y de una vida más plena y saludable.

Las sugerencias son las siguientes:

1.- ¿Qué Capital piensas Invertir?

Es importante que definas la cantidad que tienes disponible para realizar la inversión. En este sentido, debes ser cauteloso previniendo tus gastos personales, reservando una cantidad para cualquier evento inesperado.

Es un consejo profesional que se debe tomar en cuenta cuando no se es muy versado en la materia.

2.- Explorar el Patrón de Riesgo

Es una recomendación muy viable y de gran trascendencia, es relevante determinar dentro de lo cabe la posibilidad de riesgo para que lo asumas sin desasosiego.

En el campo de la inversión existen algunos patrones que pueden darte una visión de lo que necesitas explorar. Los más conocidos son: el reservado, el ponderado y el enérgico.

Los primeros son estratégicos, referentes a la preservación del capital, a sabiendas de que asumen un riesgo, ante la certeza de que resulte rentable.

Generalmente, se enfocan como estrategas en los depósitos y la renta fija, a pesar de que en la actualidad los riesgos son mayores debido a la carencia de rentabilidad en sus activos básicos.

Los inversores ponderados tienden asumir mayores riesgos, ya que invierten proporciones mayores en la cartera de renta variable. Por su parte, los enérgicos tienden a ser más arriesgados en sus inversiones y en sus estrategias.

3.- Establecer un Plan de Inversión

El inversionista está en capacidad de determinar el riesgo que esta asumiendo en cuanto al patrimonio que piensa invertir. Para ello, puede establecer un plan con determinadas reglas que le faciliten su inversión, esto le ayudará a clarificar el panorama. Es un sabio consejo para los principiantes.

Este plan debe estar asociado con el capital que queremos generar para mejorar y conservar nuestra calidad de vida y preservar nuestra futura manutención.

Por ello, el factor edad va a ser relevante para el momento de invertir. Teniendo claro que no es igual un inversionista de 30 años que uno de 60 años.

En este sentido, los conocedores de la materia sugieren darle un peso mayor a la cartera de renta variable cuando el inversionista es joven, ya que es un ser activo que estadísticamente puede generar más rentabilidad a largo plazo.

Esto significa que, a menor edad, mayor riesgo, por ello se aconseja reducir a medida que crece la edad del inversor la proporción invertida. Esta actitud minimiza un mayor riesgo y da la oportunidad de preservar los ahorros expuestos.

4.-  Es Pertinente Variar

Otro consejo pertinente para el inversor es que debe incorporar diferentes activos, sin importar su edad, ya que cualquier cartera está en disposición de aceptarlo.

Esto aminora el riesgo de colocar todos los ahorros en un solo lugar. Es una prevención que va a beneficiar al inversor.

Con la salvedad de que esta variación no está referida exclusivamente a los tipos de activos, ya que es trascendental la representación de las diversas ubicaciones geográficas, en cuanto a la cartera de activos de países como Estados Unidos, algunos países de Europa u otras naciones emergentes.

Los fondos de inversión representan los más idóneos elementos que pueden usar los inversores principiantes para lograr una adopción adecuada. En el campo de la inversión hay diversas tipologías de fondos. Entre ellas de renta variable, de retorno absoluto, mixtos, de renta fija y temáticos.

Cada una dentro de un rol para responder a las necesidades del usuario, dentro de una alta profesionalidad.

5.- Asesorarse Profesionalmente con un Experto en la Materia

El inversor debe tener claro que seleccionar un fondo es una decisión que reviste cierta complejidad. Por ello, están a su disposición algunos listados dirigidos a todas aquellas personas que quieran obtener información en cuanto a la estrategia de la comercialización del producto, la figura del gestor, su ya conocida rentabilidad, las posiciones más destacadas y las diversas comisiones por la realización de gestiones.

Aunque parezca una paradoja, esa gran diversificación de registros por parte de los usuarios interesados en la comercialización duplican la tarea por hacer.

Por ello, se aconseja asesorarse con un experto en la materia para hacer más expedito el proceso, ya que ellos manejan los puntos del listado con más experticia, sobre todo cuando se trata de objetivos de inversión y de la fijación del perfil de riesgo.

Este experto, también orienta al inversor en cuanto a la selección de los fondos que más se adapten a su concreta situación. La sugerencia más destacada es que no se deben colocar todos los ahorros en el primer fondo que la entidad financiera ofrezca primariamente.

6.- Ser Ponderado, sin Abusar del “Market Timing”

Cuando la cartera ya ha sido prevista, el inversor debe ser ponderado, evitando hacer “market timing”, el cual consiste en la entrada y salida de las inversiones de manera abrupta. Para ello, es prudente evaluar los mejores momentos.

La experiencia vivida en cuanto a entrar en menores y salir en mayores momentos no es nada fácil, hasta para los profesionales es tarea compleja, ya que es difícil predecir que va a ocurrir durante una inversión.

Por su parte, las personas que pretenden el uso del “market timing” invierten al revés de lo que se pronostica. Es decir, adquieren cuando la mayoría lo hace y venden cuando el conglomerado vende, respetando su titularidad.

En estos casos, los profesionales de la materia aconsejan elaborar una cartera que genere seguridad, ya que la persona debe estar muy presta a la moderación, observando la ponderación necesaria a la espera de que esas inversiones den origen a los frutos esperados, aminorando sus preocupaciones y su estado de incertidumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.