Crowdlending

¿Qué es el crowdlending?

¿Qué es el crowdlending?

El crowdlending es una modalidad de financiación muy interesante, que permite a todo tipo de empresas financiarse a través de un grupo de personas amplio y variado.

Se trata de una alternativa innovadora que permite obtener financiación gracias a una comunidad financiera, evitando tener que acudir a los bancos o cualquier entidad financiera habitual.

Es algo así como préstamos entre particulares, ya que no hay ninguna institución financiera que haga de mediador en estas transacciones.

Para ponernos en situación, primero me gustaría analizar rápidamente de donde viene este término. Se trata de un término anglosajón, una palabra compuesta por Crowd, que significa multitud y Lending qué hace referencia a prestar dinero.

Por tanto, ya podemos deducir que el Crowdlending es una modalidad de financiación, que consiste en un préstamo.

En este caso, las empresas consiguen la financiación a través de aportaciones de prestamistas particulares y colectivos de inversores qué prestan su dinero a cambio de un interés, como haría cualquier entidad de préstamos o créditos.

¿Cómo funciona el Crowdlending?

Como cualquier préstamo entre particulares, el Crowdlending se basa en un acuerdo entre prestamistas y prestatarios, donde empresas y prestamistas se benefician mutuamente.

Las empresas recurren a esta modalidad de financiación para conseguir el capital que necesitan para llevar a cabo sus proyectos y los prestamistas ceden su dinero por un interés al momento del retorno del préstamo.

De hecho, el Crowdlending se ha convertido en una alternativa de inversión muy interesante para muchos.

Para empresas

Si eres una empresa, el Crowdlending es una alternativa interesante para obtener financiación sin la necesidad de recurrir a una entidad bancaria tradicional. A través de los préstamos entre particulares podrás conseguir la suma que necesites para llevar a cabo tu proyecto.

Por lo general, esta modalidad te permitirá conseguir la cantidad requerida gracias a un colectivo de inversores qué pondrán cada uno la parte qué puedan aportar al proyecto, hasta alcanzar el importe que necesitas.

Aunque no es lo habitual, si la cantidad es moderada es posible que obtengas financiación gracias a un solo inversor, que te prestará todo el dinero de golpe.

Pero la esencia del Crowdlending es, como su propio término nos indica, prestar dinero en multitud, es decir, entre varios prestamistas.

Una de las ventajas del Crowdlending es que como empresa podrás obtener financiación de diferentes inversores y, por tanto, diversificar tus fuentes de crédito.

Para inversores particulares

Sí lo que te interesa es invertir en Crowdlending en el siguiente apartado te dejaremos toda la información que necesitas saber.

Pero básicamente lo único que tendrás que hacer es registrarte en una plataforma de Crowdlending y disponer de fondos para invertir en los proyectos que más te interesen.

Podrás realizar tantos préstamos cómo te interese y, una vez éste haya vencido, recibirás la cantidad prestada incluidos los intereses acordados con el prestatario.

En conclusión, como inversor particular podrás beneficiarte de una rentabilidad al prestar tu dinero a las empresas, mientras que las empresas podrán conseguir la financiación que necesitan fácilmente. Por tanto, como puedes comprobar, en el Crowdlending todos se benefician.

¿Cómo invertir en Crowdlending?

Para invertir en Crowdlending es tan fácil como darte de alta en alguna de las plataformas de Crowdlending.

En el mercado actual tenemos muchas plataformas especializadas en la financiación de proyectos de inversión basadas en este modelo de inversión: el Crowdlending.

Se trata de plataformas que conectan, por decirlo de alguna forma, a empresas e inversores de una forma rápida y sencilla, sin intermediarios, para qué puedan ayudarse entre ellos y beneficiarse mutuamente.

Por un lado, están las empresas que solicitan financiación y por otro los inversores, que prestan su dinero a cambio de un interés.

Al no haber intermediarios es mucho más rápido y, por supuesto, las operaciones que se realizan en estas plataformas son siempre 100% transparentes y seguras.

Si estás interesado en ofrecer préstamos Crowdlending solo tienes que registrarte en una plataforma y echar un vistazo a los diferentes proyectos activos que necesitan financiación.

Te recomendamos valorar tus opciones y elegir aquellas empresas que más te renten a la hora de prestar tu dinero. Recuerda que como inversor prestamista serás tú el que decida en todo momento a quién quieres prestarle tu dinero y a quién no.

Así que tómatelo con calma y busca los proyectos más beneficiosos para ti.

Aunque esto dependerá de la plataforma en la que te registres, la mayoría suelen funcionar de forma similar y los proyectos suelen estar clasificados para que te resulte más fácil escoger.

Por ejemplo, por sectores, comunidades autónomas…. Dependiendo de la página también podrás filtrar los proyectos por estado (para ver si el proyecto está disponible para invertir, está en estudio o ya está cerrado), por interés (para que te aparezcan los que te ofrezcan un interés determinado) o por plazos (ya que hay préstamos a corto, medio y largo plazo). Pero, como decía, esto dependerá de la plataforma que elijas.

Por otro lado, cuando eches un vistazo a los proyectos siempre tendrás toda la información relevante para qué a la hora de tomar la decisión sepas en qué estás invirtiendo.

Te aparecerá la empresa, el importe que necesitan y para qué, es decir, en qué van a utilizar el préstamo.

También estará especificado en la ficha del proyecto el interés anual que ofrecen y el plazo o las cuotas mensuales, para que sepas cuantos meses tardarás en recuperar tu dinero junto los intereses.

Por lo general, estos proyectos tienen un plazo abierto de inscripción, el cual una vez finalizado quedará cerrado. Esto puede ocurrir de dos formas, cuando finalice el periodo de tiempo qué decidió la empresa o cuando se alcance el importe de financiación necesario.

Este plazo podrás localizarlo fácilmente cuando analices el proyecto. Incluso suelen avisarlo cómo una cuenta atrás, para animar a los inversores de última hora para que participen con sus aportaciones.

Una vez realizada tu aportación, cuando llegue el final de periodo de recaudación pueden ocurrir dos cosas: que se haya conseguido el objetivo o que no.

En caso de que el proyecto no recaude la inversión mínima necesaria no alcanzará el objetivo y podrán decidir ampliar el periodo de recaudación o excluir el proyecto.

Sí invertiste en un proyecto que finalmente no se llevará a cabo tendrás opción a recuperar tu dinero o reinvertirlo en otro proyecto.

¿Cómo obtener financiación?

En el caso de que seas una empresa que necesita financiación y estás valorando apostar por el Crowdlending, estos son los pasos que tendrás que seguir.

Registrarte en una plataforma basada en este modelo de inversión y prestar tu proyecto. Analizarán tu caso y, si cumples sus requisitos, firmarán el contrato contigo y publicarán tu proyecto en su plataforma.

Ellos se encargarán de promocionar tu marca y de cualquier campaña de marketing para la recaudación de fondos, para hacerles llegar tu proyecto a los inversores que están registrados en su plataforma, que serán los prestatarios potenciales que te ayudarán a obtener la financiación que necesitas para llevar a cabo tu proyecto.

Realizarán la auditoria y redactarán el contrato del préstamo colectivo. Sí tu proyecto consigue recaudar el importe deseado lo siguiente será firmar el préstamo con los inversores participantes y se transferirán los fondos para el pago de las inversiones.

Cada mes se te cobrará la cuota del préstamo y desde la plataforma se encargarán de distribuir esta cuota entre los inversores qué han invertido para financiar tu proyecto.

¿Cuáles son las ventajas del Crowdlending?

Para el inversor, el Crowdlending es una alternativa más para diversificar sus inversiones, con un riesgo relativamente bajo. Además, estarás ayudando a las empresas, sobre todo a las PYMES, a darle un impulso a su negocio, permitiendo su desarrollo y crecimiento.

Las empresas consiguen financiación rápidamente y de una manera mucho más económica que a través de una entidad financiera tradicional.

Por otro lado, los préstamos personales de particulares suelen tener unas condiciones en cuanto a la cuantía y amortización mucho más flexibles.

¿Y cuáles son las desventajas o los riesgos?

El Crowdlending es una buena forma de diversificar nuestra cartera de inversión, pero también tiene sus inconvenientes.

Entre los riesgos más habituales tenemos que destacar la posibilidad de que el prestamista no devuelva el dinero o no pague los intereses acordados.

Hay muchas plataformas en Internet y no todas están debidamente reguladas, así que antes de registrarte en alguna revísala muy bien para evitar disgustos. Aunque todo esto está cada vez más vigilado siempre hay personas que lo único que quieren es estafar.

Se han dado casos, aunque muy pocos, de plataformas que han desaparecido de pronto, haciendo que las empresas y los inversores pierdan el vínculo por ambas partes y que resulte prácticamente imposible gestionar los pagos.

Así que, aunque no es lo habitual, asegúrate de que la plataforma está regulada y lo suficientemente consolidada antes de confiarles tu dinero.

¿Cómo elegir la plataforma de Crowdleding adecuada?

Si quieres introducirte en el Crowdlending sin arriesgarte en exceso, es importante que empieces por elegir la plataforma adecuada.

Aunque las denuncias de fraude a día de hoy son mínimas, siempre existe riesgo de estafa y es importante ser precavido para no llevarnos sorpresas desagradables.

Para minimizar los riesgos te recomendamos que apliques estos criterios a la hora de elegir una plataforma de Crowdlending:

  • Regulación: No todas las plataformas están inscritas en organismos reguladores y eso debería levantar tus sospechas. Así que, si quieres asegurarte, elige una plataforma regulada por el orgasmo de tu país. Sí vas a invertir desde España debería estar regulada por la CNMV.
  • Experiencia: Si es tu primera vez te recomendamos invertir en plataformas que ya tengan cierta experiencia en el sector, que lleven al menos un par de años en activo. No inviertas en plataformas recién creadas porque no tendrás ninguna garantía de que vayan a ser fiables.
  • Intereses creíbles. Si te ofrecen rendimientos de tu inversión por encima del 20% sospecha.
  • Protección a los inversores: Hay muchas plataformas que ofrecen garantías adicionales a los inversores, como por ejemplo la recompra del préstamo en caso de impago.
  • Transparencia y valoraciones: La transparencia en la plataforma es fundamental, tanto en el equipo que lo forma como en las transacciones que realices en la misma. También es interesante que eches un vistazo al feedback de la plataforma y averigües si está bien valorada por otros usuarios

¿Cuánto dinero invertir en Crowdlending?

Es muy habitual, en cualquier tipo de inversión, preguntarse cuándo dinero de nuestros ahorros deberíamos destinar para invertir.

Si estás planteándote invertir en Crowdlending y quieres probar por ti mismo cómo es la experiencia te recomendamos que inviertas lo justo.

Y, si los resultados cumplen tus expectativas, seguro que tendrás ganar de continuar invirtiendo y con inversiones más significativas.

En realidad, lo importante no es qué cantidad de dinero vas a invertir sino la forma en la que lo harás. Independiente de si estás dispuesto a invertir mucho o poco, es vital que sepas diversificar ese dinero correctamente para obtener el máximo rendimiento.

Para empezar, 1.000 euros es suficiente para invertir. Eso sí, lo recomendable es diversificarlo en diferentes proyectos. El número de proyectos depende de ti, pero con esta cantidad podrías invertir en 10 proyectos diferentes, 100 euros en cada uno.

Por hacerte las cuentas fáciles. Evidentemente, habrá unos proyectos que te interesen más que otros, así que la gestión del dinero te la dejamos a ti.

Asimismo, igual que recomendamos diversificar en diferentes proyectos es interesante que pruebes a invertir en diferentes plataformas de Crowdlending.

En definitiva, invertir en Crowdlending permite obtener una rentabilidad moderada y con un riesgo de morosidad muy bajo.

Sin duda es una buena alternativa para acumular capital de cara a la jubilación, ya que este tipo de inversiones es incluso mejor que la mayoría de los planes de pensiones del mercado, los cuales en la actualidad dan más pérdidas que ganancias.

Resumen
Fecha de la reseña
Artículo reseñado
¿Qué es el crowdlending?
Puntuación del autor
51star1star1star1star1star