Utilizar el perfil del inversor como estrategia

En el ámbito de las inversiones existen múltiples estrategias que podemos llevar a cabo con el fin de conseguir unos resultados mucho más favorables para nuestra cartera de inversión.

Como hay diversas tácticas que se pueden emplear para cumplir los objetivos, lo primero que tenemos que hacer para optar por la más beneficiosa será determinar qué esperemos conseguir con estas inversiones. Digamos que hay que tener siempre unas expectativas.

Sabiendo esto podremos definir nuestro perfil de inversor, un concepto que hay que tener muy claro a la hora de invertir. Hay muchos tipos de perfiles de inversor. Estos perfiles van en función del riesgo que está dispuesto a correr el inversor por cumplir sus objetivos, además de estar condicionado por otros factores.

Para definir el perfil habría que tener en cuenta el plazo de inversión que tenemos previsto para la inversión. No es lo mismo a corto que a largo plazo.

Hay inversores que buscan darle rendimiento a sus ahorros de cara al futuro y otras en cambio que prefieren obtener beneficios de forma mucho más inmediata.

factores_inversion

Debemos de tener en cuenta estos aspectos a la hora de iniciar un perfil sobre a que tipo de inversor pertenecemos:

  • La aversión al riesgo es otro factor clave, ya que dependiendo del riesgo que estemos dispuestos a asumir podremos obtener más o menos ganancias o al menos, tener más oportunidades de cerrar un buen negocio.
  • La situación financiera personal también tiene mucha importancia, ya que del capital disponible dependerá lo que podremos invertir después. Sí vivimos más desahogadamente podremos invertir más dinero y además, hacerlo asumiendo más riesgos. Si en cambio tenemos unos pequeños ahorros seguramente optemos por invertirlo con más cuidado.
  • El grado de conocimientos financieros también influye en el perfil de inversor, ya que no es lo mismo un trader principiante que uno avanzado. Aquellos inversores que tienen experiencia en el trading estarán mucho más preparados para aceptar exponerse a los riesgos.
  • Por último, cabe destacar la necesidad de liquidez del inversor, ya que de ésta dependerá que las inversiones lleguen hasta el final o que tenga que liquidarse en parte para recuperar algo del dinero. Para invertir es importante que el inversor disponga de ingresos periódicos y por supuesto que no invierta nunca dinero que vaya a necesitar después.

Todos estos factores son los que forman el perfil de inversor. Obviamente, cada persona tiene sus necesidades y por eso no existe un único perfil de inversor. Dependiendo de los factores que hemos mencionado podremos distinguir varios tipos de inversores.

En concreto estos tres: el inversor conservador, el moderado y el agresivo.

  1. El inversor conservador, como su propio nombre indica, se caracteriza principalmente por comprar y mantener la cartera de inversión a largo plazo. El propósito de invertir el capital no es más que para tener unos ahorros de cara al futuro. Por tanto elegirá activos con un nivel de riesgo más bajo que le ofrezcan una rentabilidad moderada durante el tiempo que dure su inversión.
  2. El inversor moderado sería el inversor habitual, el cual invertirá asumiendo algo más de riesgo en activos con una volatilidad más alta pero siempre guardando un cierto equilibrio para mantener su cartera activa y proporcionándole beneficios.
  3. Por último, tenemos el perfil del inversor agresivo. Éste inversor aprovechará cualquier oportunidad para cerrar un buen negocio. Invertirá gran parte de su cartera en activos de alto riesgo y otra parte la dejará para invertir a corto plazo en la búsqueda de las mejores oportunidades. También optará por renovar su cartera de inversión y añadir novedades en cuanto le sea posible para conseguir más opciones de obtener beneficios.

perfil_inversor

Una vez que sepamos lo que buscamos de las inversiones y que tengamos el perfil de inversor bien definido teniendo en cuenta los factores de los que hemos hablado, lo fundamental será que utilicen tu propio perfil a modo de estrategia. Esto significa que tendrás que invertir cómo dictan tus necesidades y preferencias, y ser siempre fiel a tu método de inversión.

Un error muy habitual, sobre todo con la volatilidad de los mercados, es el de tratar adaptarse a las exigencias del mercado en todo momento. Esto hasta cierto punto no está nada mal, pero un inversor debe tener su propia estrategia, planificarla al comienzo y mantenerla hasta el final.

Si queremos alcanzar el éxito en las inversiones es muy importante ser consecuente con la estrategia de inversión que hemos planeado.

El perfil de inversor es nuestra forma de ser y de actuar en los mercados, por eso no debemos cambiarlo.

Aplica esta estrategia en uno de nuestros brokers recomendados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.