Estrategia de disciplina

Hace ya algún tiempo que el comercio de opciones binarias se convirtió en una alternativa muy interesante para darle un empujoncito a nuestra estrategia_disciplinacartera de inversión y proporcionar un mayor rendimiento del capital en el corto plazo.

Las opciones binarias se caracterizan por los altos porcentajes de rendimiento que ofrecen, los cuales pueden significar unas jugosas ganancias sí se consigue invertir con cierto criterio.

Un detalle a tener en cuenta es que el porcentaje de retorno ya está establecido con antelación. Así que incluso antes de abrir una operación ya podremos saber los beneficios que obtendremos sí lo hacemos como corresponde. Como es lógico, esto sirve como aliciente para los inversores, que atraídos por los rendimientos deciden introducirse en este mercado.

El comercio con estas opciones es bastante sencillo ya que solo hay que apostar por la tendencia que tendrá un activo financiero. Asimismo, cabe destacar que la selección de activos subyacentes es bastante completa; pares de divisas, índices, valores y materias primas.

Para invertir, además de disponer de los conocimientos adecuados sobre trading en opciones es conveniente utilizar en medida de lo posible las herramientas que tengamos a nuestro alcance para conseguir que las inversiones sean mucho más rentables.

Las estrategias serán otro punto fuerte para aumentar ganancias y reducir pérdidas, por lo que todo el inversor deberá tener un plan a seguir y cumplirlo hasta el final.

En relación a las estrategias podríamos mencionar una que es de vital importancia. Se trata de la estrategia de disciplina, una estrategia de comportamiento y de saber estar. La estrategia de disciplina requiere un esfuerzo por parte del inversor, ya que su modo de actuar afectará directamente a sus inversiones y como consecuencia, al resultado positivo o negativo de las mismas.

La disciplina es una técnica de auto control que cualquier inversor debería tener. Las inversiones a menudo afectan de muchas maneras a nuestros sentimientos y esto puede repercutir, en la mayoría de los casos de forma negativa, en nuestras inversiones con opciones.

Al igual que los mercados financieros son exageradamente influyentes y sus tendencias se mueven al alza y a la baja según las circunstancias que les rodean, con los inversores y sus sentimientos ocurre algo parecido. Los sentimientos pueden impulsar al inversor a actuar de forma errónea o incluso a arriesgar demasiado cuando no deberían hacerlo.

Para tener éxito en las inversiones es necesario dedicarle tiempo y esfuerzo, no es posible ganar sin trabajárselo.

Sí bien en las operaciones binarias se debe optar por apostar a una tendencia del valor u otra, esto no significa que se pueda invertir como si un juego de azar se tratase. Para realizar estas operaciones, aunque sea entre dos elecciones, hay que pensárselo mucho, analizar los mercados y ver las posibilidades que tenemos.

La estrategia de disciplina consiste en invertir con criterio, metódicamente y siguiendo un plan sin que interfieran nuestros sentimientos o emociones. Para que las inversiones salgan bien es importante mantener alejados de nosotros los sentimientos como la avaricia o el miedo, ya que son un enemigo que puede perjudicarnos sobre manera.

En el caso del miedo, este sentimiento impide al inversor operar con confianza en sí mismo. Invertir con miedo de no estar haciendo lo correcto y sobre todo, de sufrir pérdidas, suele ser lo más habitual entre inversores.

Sobre todo los traders principiantes suelen entrar en pánico bastante más a menudo, y la confusión del momento no les deja pensar y operar con claridad.

estrategia_de_disciplina

Asimismo, el miedo nos puede paralizar y hacernos perder buenas oportunidades de negocio por querer mantener el capital a salvo. O también puede ponernos en la tesitura contraria, sin ir más lejos por la incertidumbre, por ejemplo, puede llevarnos a abrir posiciones apresuradas que nos provoquen perdidas.

Cabe destacar también el sentimiento que nos puede situar en la posición contraria. Se trata de la avaricia, la ambición, el afán de querer cada vez más y más dinero. Este sentimiento es muy perjudicial pues hace que el inversor en su intento de conseguir unos beneficios mucho más jugosos empiece a arriesgarse más de la cuenta.

Muchas veces se ha dicho eso de que cuanto más se quiere ganar más hay que estar dispuestos a arriesgar, y aunque la jugada pueda salirnos bien no hay que olvidar que las pérdidas, en caso de fallar, serán también mucho más cuantiosas.

En definitiva, la disciplina es un factor muy importante que todo inversor debería tener, porque nos permite equilibrar de una forma mucho más sana el nivel de riesgo y ganancia.

Aplica esta estrategia en uno de nuestros brokers recomendados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.