Bitcoin lleva algún tiempo protagonizando este tipo de caídas en su cotización, y hace unos días la criptomoneda perdía el nivel de los 5.000 dólares con una caída en su precio del 12%.

Esta caída lo situó en cifras que no habíamos vuelto a ver desde Octubre del 2017, cuando comenzó su tendencia alcista. Pero lo peor es que las caídas en el precio de esta criptomoneda continúan, y es que ayer bajó más de un 4%, llevando su cotización a los 4.500 dólares.

Glosario del contenido del artículo:

El precio del Bitcoin está descontrolándose y con sus constantes caídas estamos volviendo a repetir la misma situación del año pasado, cuando en Septiembre del 2017 se desplomó bajo el umbral de los 4.300 dólares.

Décimo aniversario con fuertes caídas

Hace unas semanas Bitcoin cumplía diez años desde su lanzamiento y aunque se había mantenido estable alrededor de los 6.500 dólares los dos últimos meses atrás, volvió a caer perdiendo los 6.000 dólares, y más tarde volvía a caer por debajo de los 5.000 dólares, y ahora ya está por debajo de los 4.000 dólares.

No parece haber freno para este descenso.

Estamos ante una criptomoneda qué está fuera de control, y esto empieza a preocupar seriamente tanto a inversores cómo a operadores que compran y venden criptomonedas.

Incluso los mineros comienzan a pensar qué minar empieza a ser poco rentable.

¿Hubo manipulación en ‘la racha alcista’ del Bitcoin?

Hace un año, recordemos que por Diciembre el precio del Bitcoin comenzó a subir y subir y subir, en una épica carrera alcista. Por aquel entonces, el valor de la criptomoneda llegó a alcanzar los 20.000 dólares antes de finalizar el año, después de haberse mantenido inestable los meses anteriores, con algunas caídas importantes cómo seguro recordarán.

Pues precisamente ahora estamos conociendo que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos está investigando sí la increíble ‘racha alcista’ se pudo deber, al menos en parte, a una manipulación de precios.

Recordemos que en 2017 pasó de cotizar alrededor de los 1.000 dólares a principios de año a casi los 20.000 dólares cuando éste finalizó. Ahora, en 2018, y en el mes de Noviembre el precio del Bitcoin se sitúa por debajo de los 4.000 dólares, y hay un claro descenso del interés.

Caídas de otras criptomonedas y posibles motivos

Como suele ocurrir con este tipo de situaciones, las reacciones de las demás criptomonedas no se hacen esperar, y la preocupación de los inversores y vendedores de este tipo de activo hace qué otras divisas virtuales muy conocidas empiecen también a desplomarse.

Si hablamos de criptodivisas concretas tenemos, por ejemplo, una caída de más del 15% en Ethereum o un descenso del 12% en Litecoin.

Resulta difícil determinar un motivo de estas caídas, aunque analistas apuntan a que podría deberse a un hard fork (bifurcación o separación) de Bitcoin Cash como consecuencia de una disputa entre el creador de Bitcoin, Craig Wright ‘Satoshi Nakamoto’ y el inversor Roger Ver.

Llegado el caso podríamos tener dos ‘versiones’ de Bitcoin Cash, que serían más débiles que la original, o al menos eso es lo que suponen muchos.

Así que, en esta situación, podríamos pensar que muchos inversores están vendiendo Bitcoins con el objetivo de acumular efectivo y adquirir una de las nuevas versiones de Bitcoin Cash, con la idea de que subirá en el futuro.

Si buscamos otros motivos, podemos encontrarlos en uno de los acontecimientos más recientes. Una noticia sobre la SEC, regulador que se encarga de los mercados de EEUU, el cual anunció un par de multas contra compañías de criptodiivsas que no habían registrado sus ICOs.

Hay mucha expectación detrás de esta noticia, pues serían las primeras multas para compañías de criptodivisas, y esto implicaría abrir la veda para la ejecución de más sanciones.

De ahí que algunas compañías estén liquidando las criptomonedas lo antes posible para prevenir.

Minar es menos rentable que nunca

Por otro lado, las bajadas de Bitcoin están siendo tan drásticas que además de los inversores también está empezando a afectar a los mineros. Algo parece claro, minar Bitcoins es cada vez menos rentable. De hecho, muchos ya empezaron a desconectar y reciclar sus máquinas.

En Internet hemos podido ver circular algunos videos de centros de minería que ya están desconectando las máquinas especializadas con el objetivo de recortar en gasto energético, pues parece que ahora es más difícil conseguir equilibrio entre los costes y los beneficios.

Con las caídas de Bitcoin y los precios actuales muchos mineros están minando con pérdidas, y es que la minería ya no es rentable como antes, ni para los particulares ni para los grandes centros de minería con máquinas especializadas.

Como acabamos de decir, muchos están optando por desconectar las máquinas ahora, y lo hacen precisamente para evitar males mayores, pues en este momento es más económico la desconexión, sobre todo para reducir gastos operativos y coste energético.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.