La pandemia del Covid-19 está teniendo terribles consecuencias para la economía y está poniendo en peligro la estabilidad financiera a nivel global

La crisis financiera de 2008-2009 que provocó la recesión en muchos países, incluyendo España, parece haberse convertido en una simple crisis.

Si la comparamos con la crisis del coronavirus, la última crisis parece algo casi anecdótico.

Glosario del contenido del artículo:

Registrate en la plataforma IQ Option para invertir en la bolsa de valores

Las medidas para frenar el virus están teniendo sus consecuencias en la economía

Los efectos del Covid-19 están siendo devastadores y se espera una caída del PIB muy intensa para este año 2020.

La naturaleza del virus, su alto nivel de contagio y su rápida propagación por el mundo ha hecho que los gobiernos de los países afectados hayan tomado medidas drásticas.

Y, como era de esperar, estas medidas han tenido – y siguen teniendo- una repercusión economía a nivel global.

En España, uno de los países más afectados por el coronavirus a nivel Europeo – junto a Italia- tuvieron que recurrir al confinamiento, aislamiento social, cierres generalizados y parón de la actividad no esencial.

El objetivo principal era proteger a los ciudadanos del virus y reducir el número de contagios que estaba totalmente disparado y fuera de control.

Los centros sanitarios estaban a punto de colapsar, así que no tuvieron otra opción que tomar medidas estrictas para frenar el virus.

En España concretamente se decretó el ‘Estado de Alarma’ el 14 de mayo, que en principio tendría una duración máxima de 15 días.

Pero, teniendo en cuenta la situación este periodo se ha estado extendiendo hasta el día de hoy y probablemente seguirá unas semanas más.

De hecho, está previsto que el presidente del gobierno proponga una última prórroga, hasta el próximo 29 de Junio.

Un riesgo para la estabilidad económica y financiera global

Las perspectivas económicas han cambiado mucho a lo largo de esta crisis del coronavirus, empezando por las previsiones del crecimiento del PIB que ha pasado de un 3% positivo a un 3% negativo.

Estamos hablando de la peor caída desde la crisis financiera del 2008-2009.

Los pronósticos para 2020 en principio iban a ser mejores que en 2019. Por lo pronto, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se habían relajado.

Pero, con la crisis del coronavirus han vuelto los conflictos y es que – como comentábamos la semana pasada- Trump acusó directamente a China de haber creado el Covid-19 de manera artificial e intencionada en un laboratorio de Wuhan.

En cuanto al PIB, las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) confirman que la economía a nivel mundial sufrirá una recesión del 3% del Producto Interno Bruto.

Y afirma que la pandemia del coronavirus es aún más intensa que la crisis de 2008-2009, que provocó tensiones en el sistema financiero global.

En cuanto a las previsiones para el próximo año, el FMI apunta que si se consigue vencer al virus durante el segundo trimestre de 2020 y se empiezan a eliminar las medidas de contención para favorecer de nuevo la actividad económica, el crecimiento económico del PIB a nivel mundial podría ser del 5,8%.

Registrate en la plataforma IQ Option para invertir en la bolsa de valores

La inquietud en las Bolsas sigue provocando caídas

Los inversores tienen mucha incertidumbre y sus expectativas van cambiando a medida que evoluciona la crisis. Esta inquietud se ha reflejado en las Bolsas con caídas en los principales valores, destacado el índice S&P 500 qué protagonizó un descenso del 20% respecto su máximo histórico en aproximadamente 15 o 16 sesiones.

La volatilidad también se ha disparado en todo tipo de activos, a niveles que ya vimos durante la crisis financiera mundial de 2008-2009.

Esto provocó durante los meses de febrero y marzo que muchos inversores decidieran huir buscando otros activos más seguros.

Sí hablamos de bonos de estado, tanto en Europa – por ejemplo Alemania-  como en Estados Unidos éstos han caído de manera brusca.

Nos encontramos en un entorno con muchas vulnerabilidades, y en el que se espera una reducción de los precios de los activos cotizados que provocará pérdidas en las carteras de valores de riesgo de las entidades bancarias.

Aunque también tenemos el lado bueno, y es que podríamos compensar estas pérdidas con los beneficios de carteras de activos de refugio.

También tenemos que mencionar a los bancos, que están sufriendo pérdidas por los préstamos a los sectores más vulnerables de esta crisis del coronavirus.

Los préstamos a los bienes inmuebles comerciales significan el 50% y el 70% de la deuda de este sector.

Por ejemplo están las pérdidas en los préstamos a las empresas energéticas qué están sufriendo una presión adicional como consecuencia de la caída del precio del petróleo. Pero también hay otros sectores vulnerables, como los hogares.

Sí hablamos de regiones geográficas, uno de los países más vulnerables es China, pues es donde se originó el coronavirus y apenas ahora empiezan a recuperarse.

Por otro lado, destacaremos que también hay debilidades en las instituciones financieras en la zona euro y en las economías de mercados emergentes.

Los bancos centrales están siendo de mucha ayuda

Afortunadamente, a medida que avanza esta crisis del coronavirus los bancos centrales a nivel mundial han actuado con rapidez para frenar los altos niveles de volatilidad en los mercados como consecuencia de la incertidumbre de los inversores.

Si nos fijamos en el Banco Central Europeo, por ejemplo, éste ha dado respuesta a la crisis con tres políticas monetarias bien diferenciadas. Primeramente se impulsó la compra de activos para aliviar las tensiones de liquidez y volatilidad de los mercados de la zona euro.

Por lo pronto, las compras previstas son de 750.000 millones de valores elegibles, tanto públicos como privados, durante el 2020 y el próximo año si hiciera falta.

En la segunda política se ofrecieron medidas para las entidades financieras, ofreciéndoles TLTRO, que son operaciones mejoradas de refinanciación a largo plazo.

Por último, el BCE está actuado como prestamista, ofreciéndole a los bancos liquidez o cuan tasa de descuento negativa y horizontes más lejanos en el tiempo.

Registrate en la plataforma IQ Option para invertir en la bolsa de valores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.