bitcoin oro

Algo incomprensible está ocurriendo entre el oro y las criptomonedas. ¿Se vende el oro para comprar criptomonedas? Lo que está causando mucha confusión.

La clave parece estar en descorrelacionar lo más que se pueda nuestra cartera de inversión frente a factores como la desvaloración del dinero fiducidario, la prodigalidad y crecimiento de la deuda de los gobiernos, el intenso control de la vida cotidiana.

Glosario del contenido del artículo:

Comienza ahora a invertir en las mejores criptomonedas en una plataforma regulada y segura 100%

La imposición fiscal al extremo de confiscar nuestros bienes, pagarle al gobierno por prestarle el dinero propio, y las dudas frente a los grandes cambios que se producirán en un lapso no mayor a cinco años.

Este escenario obliga a descorrelacionar nuestras inversiones y desarrollar un modo diferente de mentalidad del inversor, para ajustarse a la realidad que emerge y estamos viviendo; aunque parezca estar comenzando, ya tiene un largo trecho andado.

En estas circunstancias, nos han puesto a prueba. Han experimentado la capacidad de resistencia de los ciudadanos ante la adversidad, han podido pulsar cuánto somos capaces de soportar frente a mentiras y experimentos, sin recibir ninguna reacción por parte nuestra.

De allí que sea una situación catastrófica, la cual da origen a reflexiones sobre el oro y el Bitcoin.

Aunque ya conocen mis planteamientos sobre este asunto, para quienes tengan poco tiempo, explicaré en qué baso mis conjeturas para concluir que el oro y el Bitcoin son opciones de descorrelación, para tenerlas en cuenta, pero no son alternas.

No debe entenderse como el dilema de oro o Bitcoin, sino agregarlos a nuestras inversiones, pero de manera cautelosa. Ambos son activos y deben considerarse en las carteras bien diversificadas.

Pienso que uno de los motivos de esta disyuntiva es que se desconoce el concepto de “valor refugio” por parte de los inversores.

Antecedentes de la Alternativa Oro o Bitcoin

Mucho se escribió por los medios de comunicación las razones que provocaron la fuerte caída de los índices, y la demanda sorpresiva de retiradas del capital de los fondos de paridad de riesgos (risk parity).

Los fondos risk parity están muy apalancados, y en el lapso entre febrero y marzo, tiempo del crash 2020, se provocó mucho miedo entre los inversores que tuvieron que realizar grandes retiradas de capital, induciendo en los gestores la venta de todo tipo de activos, para responder a las solicitudes de liquidez demandadas por los clientes.

La venta masiva de activos en un momento de caída libre de todos los productos, dejaron a todos los mercados financieros con una fuerte distorsión que precipitó la caída de las acciones, bonos, materias primas y divisas, sin descartar los fondos de inversión, cualquiera sea el tipo.

A manera de ejemplo, el fundador de Bridgewater Associates, uno de los mejores gestores de fondos del mundo, tuvo pérdidas calculadas en 20%; además, se fueron al foso todos los sectores en todos los mercados principales del mundo.

La caída de risk parity tuvo un efecto devastador.

Bitcoin u Oro como Activo Refugio

Los activos refugios tienen capacidad de mantener cierta estabilidad en el mercado y pueden, en algunos casos, aumentar su valor. Se acude a los activos refugios cuando hay incertidumbre en los mercados financieros, bien sea por debilitamiento, correcciones, crisis, entre otros.

Entre febrero y marzo de 2020, los activos refugios eran el dólar USD, el franco suizo y el yen; sin embargo, las caídas se registraron entre 30% y 40%, dependiendo de la zona.

oro o bitcoin

Los índices de EEUU, fueran en promedio de 35%, en Europa fue de 40%, por la menor fuerza económica frente al mercado norteamericano.

A todas estas, el panorama de crisis hundió al dólar frente a otras divisas refugio.

Comportamiento de Bitcoin como Refugio entre Febrero y Marzo 2020

El Bitcoin también sufrió una fuerte caída, incluso mucho mayor que cualquier otro índice de referencia, pares de divisas o activos.

No obstante, a nadie le preocupó, porque se trataba de un activo “desconocido”, “descentralizado”, sin regulación oficial, “etéreo” y volátil.

Impulsados por el ánimo de destruirlo, en vez de probar su fiabilidad, lo atacaron y siguen buscando sus flancos; pero, hasta ahora no han encontrado por donde penetrar su estructura para tal fin.

Aunque es muy cierto que su volatilidad da miedo, porque conocemos que volatilidad es igual a riesgo, se recuperó de su caída vertical.

Tardó en recuperarse, en alcanzar su valor inicial antes del crash; hasta que después de 166 jornadas de mercado financiero, se recuperó.

Comportamiento del Oro como Refugio entre Febrero y Marzo 2020

El oro spot elevó su volatilidad y pudo aguantar la distorsión de los mercados hasta marzo de 2020.

La distorsión le ocasionó pérdidas por el orden de 14,09%, pero se recuperó en 24 sesiones de mercado financiero.

Las Consecuencias de la Distorsión del Mercado

Muchos piensan q el Bitcoin se comportó como refugio durante la crisis, porque no se consideraba como uno de los refugios clásicos, también porque no existían fondos de inversión que tuvieran Bitcoin en su cartera diversificada. Pero no fue así.

Si recuerdan la caída de risk parity, en la que tuvo que vender todo, si hubieran tenido Bitcoin, también lo hubieran vendido. Y no se estuviera pensando en el Bitcoin como activo refugio frente al oro. Hay que estar pendiente de esto.

En consecuencia, comprar y descorrelacionar ambos activos considerados refugio, ante las crisis bajistas del mercado financiero, debería entenderse como el resultado lógico de lo ocurrido.

El oro es un activo tangible, con problemas para almacenarlo y trasportarlo, por él no se paga dividendos ni impuestos, pero protege contra la inflación, porque mientras el dinero fiducidario disminuye su valor con las devaluaciones, no sucede con el oro.

Aunque sucede algo similar con el Bitcoin, este no tiene problemas de almacenamiento ni trasporte. Pero no es un activo tangible.

¿Qué hacer?

La lógica indica vender bonos soberanos y acciones cíclicas a las que les afecte negativamente la inflación. No queda otra que invertir un poco en Bitcoin y en oro.

¿Qué piensan en JP Morgan? La adopción del Bitcoin en forma generalizada aumenta la correlación de este con los activos de riesgo.

El Citibank plantea que hay que reevaluar las criptomonedas, porque pueden convertirse en el modo de elección en el mercado internacional.

Finalmente, hay que seguir buscando soluciones a este dilema, pues el oro y el Bitcoin no son alternativas sino complementarias.

Comienza ahora a invertir en las mejores criptomonedas en una plataforma regulada y segura 100%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.