El presidente ataca al euro y otras divisas y denuncia que están devaluadas para perjudicar a los Estados Unidos

Cómo ya sabemos el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en plena guerra comercial con China. Sin embargo, parece que no tiene suficiente y que sigue con ganas de desencadenar otro conflicto, y esta vez estaríamos hablando de una guerra de divisas.

Si bien las quejas de Trump sobre lo sobrevalorado que está el dólar estadounidense y lo perjudicial que es esto para el país no es nada nuevo, parece que ahora el presidente ha vuelto a la carga con una ofensiva global con una potencial guerra de divisas.

El presidente de EE.UU denuncia que las divisas están devaluadas para perjudicar a su país

A través de la red social Twitter, uno de sus medios de comunicación preferidos para realizar este tipo de declaraciones, el presidente de EE.UU ha atacado directamente al euro, la divisa única que comparten desde el año 2002 los países europeos que forman parte de la Eurozona.

Del mismo modo también ha denunciado a otras divisas extranjeras qué, según él, están devaluadas frente al dólar estadounidense para perjudicar a los Estados Unidos.

Todo esto viene a raíz de un artículo publicado en ‘Bloomberg’, sobre la ola de turistas que se espera que aterricen en Europa durante los meses de verano. Por lo visto esto ha molestado a Trump, quien ha utilizado una vez más las redes sociales para exponer sus quejas.

A través de Twitter, el presidente estadounidense ha señalado qué los problemas de sobrecapacidad del turismo europeo se debe principalmente a que la divisa euro está manipulada a la baja.

Según su perspectiva la moneda única y otras divisas extranjeras están devaluadas frente al dólar para perjudicar a EE.UU, pues por ello el país queda en desventaja.

No hay duda de que el presidente estadounidense está furioso dadas sus últimas declaraciones en redes sociales, y parece que está tan afectado qué aunque actualmente está inmerso en una guerra comercial contra China, aún tiene ganas de desencadena una nueva ofensiva global, y, en este caso, nada menos que una guerra de divisas a nivel mundial.

La administración estudia medidas sancionatorias

A vista de las ultimas noticias que nos llegan, la ‘rabieta’ de Trump podría tomar forma muy pronto, pues en las últimas semanas el Departamento de Comercio ha estado estudiando medidas sancionatorias para sus socios comerciales.

En concreto, la Administración trabaja en la forma de establecer un régimen de sanciones con aranceles adicionales para aquellos países que devalúen sus divisas.

Según Wilbur Ross, secretario de Comercio, con esta medida se trataría principalmente de dar ‘un aviso para los productores extranjeros, sí perjudican a la industria de EE.UU con subsidios monetarios’.

Por el momento desde el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos se están monitorizando todas las oscilaciones de las divisas de sus socios comerciales.

El objetivo es detectar posibles manipulaciones y actuar de la manera que sea más conveniente, estableciendo aranceles compensatorios a los productos que importen estos países qué, presuntamente, estén devaluando sus divisas frente al dólar estadounidense.

Y es que, para el presidente Trump, parece que todo lo que hacen los demás países es para perjudicar a EE.UU.

Por otro lado, Ross defiende que con estas sanciones lo qué pretenden es proteger a las empresas estadounidenses, trabajadores y agricultores de las ‘exportaciones subvencionadas injustamente’ de otros países.

La obsesión de Trump por el déficit comercial

Una de las principales preocupaciones de Trump es el déficit comercial qué tiene Estados Unidos con sus socios comerciales y el culpable – según el presidente- es el precio del dólar.

Está obsesionado con que el dólar está caro por la manipulación de los demás países.

Por eso, la Administración ha informado de que los conflictos cambiarios serán el próximo frente en la guerra comercial contra aquellos países con los que EE.UU tiene grandes déficits comerciales.

Si bien EE.UU siempre apostó por un dólar fuerte y de referencia en los mercados financieros y cómo un símbolo de estabilidad económica, ahora la idea de Trump sería darle la vuelta y decir ‘adiós’ al dólar fuerte para tratar de competir en igualdad de condiciones con otras economías.

El presidente de EE.UU necesita a la FED para llevar a cabo su plan

A pesar de que un dólar caro implica poder cómo comprador en el exterior y un fuerte atractivo para inversores extranjeros, esto le resta competitividad a la economía de EE.UU, y es por eso qué Donald Trump ha decidido dar un giro radical y apostar por un cambio.

El próximo 27 de Junio el Departamento del Tesoro presentará su análisis y dependiendo del estudio se tomará la decisión final en cuanto a los aranceles compensatorios propuestos. Y cabe destacar que su evaluación podría agravar las tensiones comerciales actuales.

Por otro lado, para que Trump pueda llevar a cabo su plan y desencadenar una guerra de divisas global necesitará contar la complicidad del Sistema de la Reserva Federal  (FED).

A pesar de las subidas de interés – hasta cuatro veces en un año- del año pasado y los planes para reducir su balance para no volver a intervenir en el mercado de deuda, el impacto de la guerra comercial en la económica estadounidense y la inquietud por una desaceleración ha provocado desde finales de año un giro en la política monetaria de la FED.

En ese momento Powell, presidente de la Reserva Federal,  paraba las subidas de los tipos y también suavizaba sus planes en la reducción de su balance.

Después de lanzar el QE3 y a base de comprar deuda tanto pública como privada la FED consiguió engordar su balance a 3,48 billones de dólares (cuatro veces el PIB de España). Con este plan han desaparecido cada mes 15.000 millones de dólares en bonos del Tesoro (del balance), en vez de los 30.000 millones qué desaparecían anteriormente.

Sin embargo, en septiembre está operativa se detendrá, así que Trump espera que entonces el dólar estadounidense consiga depreciarse, para competir en precio con las otras economías.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.