Desde aquí siempre estamos informándote sobre las inversiones y todo lo relacionado con los mercados. Y cómo ya que es el brexitsabemos, en el panorama actual a veces se dan situaciones que también conviene tener en cuenta, pues de algún modo también pueden influir tanto a nivel político, económico y social.

Glosario del contenido del artículo:

Y ese ha sido el caso del Brexit, que afectará tanto al Reino Unido cómo al resto de países europeos – incluido España- y también a las inversiones.

Empezando por el principio vamos a explicarte en qué consiste esto del Brexit, y cuales han sido, por lo pronto, las consecuencias más inmediatas. Veámoslo con más detalle.

¿Qué es el Brexit?

El Brexit es el término que utilizamos para hablar sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Se trata de un término abreviado de las palabras en inglés British y Exit, que significa salida británica. Partiendo del derecho que tienen todos los Estados miembros de dejar en cualquier momento la UE sí lo desean, Reino Unido apostó por el Brexit votando a favor de esta salida de la Unión Europea en el referéndum del pasado mes de Junio.

Antes de establecerse la Unión Europea como la conocemos hoy en día, teníamos la Comunidad Económica Europea, de la cual Reino Unido también quiso salirse. No obstante, allá por el año 1975 – que fue cuando tuvo lugar el referéndum- la mayoría apoyó por la permanencia del país. Pero, sorprendentemente, con el nuevo referendo de este año, 2016, Reino Unido ha quedado fuera de la Unión Europea.

Aunque ciertamente los resultados han estado muy ajustados, y hasta se estuvo haciendo campaña para volver a abrir las urnas por el descontento de prácticamente la mitad de los votantes. A favor del Brexit votaron Inglaterra y Gales y a favor de permanecer junto al resto de países en la Unión lo hicieron Escocia, Irlanda del Norte y Gibraltar.

Al tratarse de un referéndum donde las votaciones han estado tan igualadas los analistas apuntan a una más que probable posibilidad de una ruptura dentro del propio país. Entre las consecuencias más inmediatas sabemos que David Cameron, primer ministro británico, ha anunciado su dimisión para dejar su cargo antes del próximo congreso nacional del Partido Conservador en Octubre del 2016.

Por lo pronto, Theresa May ya ha asumido el reemplazo cómo su sucesora para presidir el congreso con cierta estabilidad.

Tras el éxito del Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea ya es una realidad. El país británico ha comenzado su proceso para dejar de ser un Estado miembro, algo que le podría llevar aproximadamente un par de años de tramitación.

Referéndum de 2016

Cuando se celebra un referéndum es porque se busca un cambio. En este caso el cambio era que reino Unido dejase de forma parte de la Unión Europea. Pero ¿por qué? ¿Qué es lo que buscaban los partidarios del Brexit?

A priori los partidarios de la salida de Reino Unido de la UE aseguraron que siendo un Estado miembro de la UE estaba minando la soberanía del parlamento, y que si consiguieran el Brexit esto les permitiría disfrutar de una mejor posición para realizar acuerdos comerciales, así como una liberación de la regulación y la burocracia comunitaria. Asimismo, destacaban que con el Brexit el país británico podría tener un control mayor sobre la inmigración.

Por contra, quienes manifestaban qué lo mejor es que Reino Unido continuase formando parte de la Unión Europea, daban como argumento que aún con la pérdida de soberanía en el mundo en qué vivimos con varios niveles de organización supranacional esto se vería compensando con los beneficios de mantenerse unidos a la UE.

De hecho, la Unión Europea surgió para unir países y qué a través de sus Estados miembros pudiéramos tener una estabilidad a nivel europeo. Con la salida del país de la UE la influencia británica a nivel internacional se vería afectada, pues aumentarían las barreras comerciales entre el país británico y los demás Estados miembros de la Unión Europea.

Del mismo modo, muchos de los que estaban en contra de la salida de Reino Unido advirtieron qué el Brexit supondría riesgos para la economía británica y su potencial prosperidad.

Con tantas opiniones enfrentadas no me extra que el referéndum de 2016 haya sido tan ajustado en las urnas, donde prácticamente la mitad quería la salida de Reino Unido de la UE y la otra mitad buscaba lo posible por permanecer unido al resto de países europeos miembros.

Hablando de cifras, el 23 de Junio se celebró un referéndum sobre la permanencia del país británico en la Unión Europea. Los votos estuvieron muy igualados:

  • 52% apostó por una salida de Reino Unido de la UE.
  • 48% quiso la permanencia, aunque finalmente no pudo ser.

Teniendo en cuenta esto no son tan descabelladas las reacciones de prácticamente la mitad de los votos, quienes abogaron por la permanencia del país dentro de la Unión Europea y ahora tienen que su inminente salida.

Curiosamente los más jóvenes fueron los que tenían las cosas más claras en las urnas, apostando por un país más fuerte dentro de la Unión Europea.

Sin embargo, la otra mitad de los votantes, en su mayoría de más de 65 años votaron por una salida del país británico de la UE, un proceso que llevará su tiempo y cuyas consecuencias probablemente no les afectarán. De hecho, sí echas un vistazo rápido a las redes sociales, que es donde más movimiento hay, te darás cuenta rápidamente de que el sentimiento general es de malestar y disconformidad respecto la salida del país británico de la UE.

¿Cuáles son y serán las consecuencias del Brexit?

Dejando a un lado la dimisión del primer ministro británico, David Cameron, quien deja su cargo por no estar a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, también hemos podido ir viendo las primeras consecuencias del éxito del Brexit.

En relación a Reino Unido, tras el referéndum y la aprobación de la salida del país de la UE, hemos visto cómo el rendimiento de los bonos británicos ha sufrido una caída hasta mínimos que no habíamos visto desde el año 1703. Asimismo, cómo ya esperábamos, la libra esterlina también se hundió a niveles que tampoco habíamos visto desde el año 1985.

Evidentemente, ante este tipo de situaciones las divisas de los países siempre se ven afectadas. Por otro lado, no podemos obviar la oleada de hostilidad que se está viviendo en el país británico, donde la mayoría de los altercados son de tipo xenófobo. También se están dando ataques de racismo principalmente a musulmanes, inmigrantes polacos e incluso algún que otro acto contra los emigrantes españoles.

Muchos lo tienen claro, el Brexit aislará Reino Unido de Europa. De hecho, se prevé una gran pérdida de empleos pues muchas empresas tendrán que mudarse a otras ciudades de la eurozona. Las estrechas relaciones financieras y comerciales de Reino Unido y Europa se verán restringidas como consecuencia del Brexit, y todo quedará a expensas de las negociaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.