Para diferenciar ambos tipos de inversión empezaremos comentando las características que tiene cada una.

Empezaré diciendo que las inversiones temporales representan la colocación de existencias en efectivo que no se necesita para las operaciones habituales.

Para clasificarlas hay que saber que éstas deben representar una inversión a corto plazo con el propósito de utilizar el dinero efectivo para operaciones cuando se necesite ya sea para operaciones corrientes o de emergencia. Estas inversiones deben ser fácilmente negociables a precio fijo.

Entre las características clave a destacar las inversiones temporales deben tener buena negociabilidad y disponibilidad.

Glosario del contenido del artículo:

Entre algunos ejemplos de inversiones temporales cabe destacar los valores negociables como las acciones y los bonos y los depósitos a plazo en los bancos. Los pagarés y obligaciones del gobierno son otras inversiones de fácil negociación.

En cuanto a las inversiones a largo plazo hay que saber que estas se realizan en un lapso de tiempo más largo con la intención de obtener un rendimiento que le aporte beneficios de cara al futuro.diferencias inversiones temporales y a largo plazo

Hay inversiones que se conocen como temporales a largo plazo, las cuales se realizan con intención de largo plazo pero con el propósito de que sea posible convertirlas tanto en efectivo como en otros bienes sin que la inversión llegue a perjudicar las operaciones habituales de la empresa.

Las inversiones temporales

Las inversiones temporales cómo decíamos consisten en documentos a corto plazo, valores negociables de deuda y valores negociables de capital adquiridos con efectivos que no se necesita por el momento.

Estas inversiones se pueden mantener de forma temporal en vez de tener ese efectivo que no se necesita, así se le puede ir dando cierta rentabilidad. Cuando se tienen necesidades financieras sólo hay que hacer la correspondiente conversión en efectivo.

Para clasificar las inversiones como temporales éstas deben tener la posibilidad de realizarse rápidamente y deben ser totalmente negociables.

Asimismo las inversiones temporales deben estar destinadas para convertirse en efectivo cuando se necesite, ya sea en el periodo de un año o al finalizar un ciclo de operaciones, normalmente el que sea más largo.

Precisamente deben ser fácilmente negociables para que se pueda vender con facilidad en el momento en que se necesite convertir el valor en efectivo.

Conviene saber que por definición los valores negociables son cualquier instrumento que represente acciones de propiedad como por ejemplo preferentes, acciones comunes y otros valores de capital, o los derechos a adquirir acciones de una empresa a precios determinables.

Los valores negociables son valores de especulación con un mercado muy amplio. Cabe destacar también que tenemos los valores negociables en renta fija y en renta variable.

Las inversiones a largo plazo

En las inversiones a largo plazo la razón principal es la de aumentar la utilidad de los valores a través de dividendos o intereses o beneficiándose de la subida al alza del valor en los mercados. Aunque normalmente estas inversiones a largo plazo permanentes se realizan con pensamiento de asegurarse un mejor rendimiento del efectivo de cara al futuro.

En los últimos tiempos y desde hace mucho la mejor opción para invertir a largo plazo es La Bolsa. Ésta se convierte en una opción muy interesante para los inversores que buscan generar beneficios en el tiempo y que buscan un rendimiento a largo plazo pacientemente y sin prisas.

A largo plazo en La Bolsa se puede obtener una buena rentabilidad, solo hay que analizar los mercados bursátiles y llegar a la conclusión de cuáles son las apuestas más seguras de inversión. Se trata de una vía muy interesante siempre y cuando se compre a los precios más bajos posibles, de lo contrario podría no ser tan buena idea.

Invertir a largo plazo ¿es realmente rentable? Pues todo depende de cómo llevemos la situación. Si hacemos un repaso podremos darnos cuenta de que la Bolsa puede ser rentable a largo plazo en los ciclos alcistas largos, pero que también puede no serlo tanto en los ciclos largos de carácter bajistas.

Por tanto, hay que tener cuidado con lo que se elige y seleccionar muy bien lo que vamos a incluir en las carteras de valores.

¿Cuáles son las diferencias?

Estas son algunas de las diferencias entre inversiones temporales e inversiones a largo plazo.

Las inversiones temporales consisten en documentos a corto plazo mientras que las inversiones largas son colocaciones de efectivo en plazos mayores.

Las acciones en las inversiones temporales se venden con más facilidad mientras que en las inversiones a largo plazo las acciones son adquiridas a cambio de valores que no son en efectivo.

tipos_inversion

Las inversiones temporales pueden convertirse en efectivo cuando más se necesite mientras que las operaciones a largo plazo no están disponibles tan fácilmente ya que suelen estar compuestas por bienes en vez de por efectivo.

Las transacciones de las inversiones temporales se pueden manejar a través de las cuentas de cheques mientras que en las inversiones a largo plazo el objetivo es aumentar la utilidad de los valores con el cobro de intereses o dividendos o con la tendencia alcista en el mercado.

Las inversiones a largo plazo están planteadas para asegurarse una buena relación con las compañías y mejorar el rendimiento de sus inversiones.

Mientras tanto las inversiones temporales consisten en documentos a corto plazo como bonos del tesoro, documentos negociables y certificados de depósito y en las inversiones a largo plazo consisten en valores de compañías del estilo bonos de diversos tipos, acciones comunes y acciones preferentes.

Precauciones y riesgos

Para invertir a largo plazo en la Bolsa hay que tomar precauciones, pues las operaciones se mantendrán activas por bastante tiempo ya que de lo que se trata es de generar rentabilidad para el futuro.

En un ciclo largo alcista tendremos que permanecer sin que haya demasiadas operaciones de entrada y salida y la selección de los valores debe ser más cometida.

Hay situaciones donde resulta difícil distinguir si el ciclo es alcista o bajista, pues siempre vamos a encontraremos fases alcistas y bajistas intermedias. Por tanto, es recomendable realizar una buena selección de valores sí lo que queremos es generar beneficios de forma permanente en la Bolsa.

A diferencia de las inversiones a corto plazo las operaciones a medio o largo plazo tienden a conllevar más riesgos.

Las fluctuaciones de los mercados se convierten en un factor a tener muy en cuenta cuando se decide operar a largo plazo, pues sin una estrategia clara podríamos llegar a acumular más pérdidas de las que podríamos asumir, en un momento dado.

En las inversiones a largo plazo existe el riesgo de sufrir pérdidas constantes y que éstas aumenten de manera indefinida hasta que finalicen las inversiones, por lo que sí no se seleccionan los activos convenientes las inversiones a largo plazo pueden suponer un riesgo para el capital.

En el largo plazo es más difícil seguir el curso de las inversiones y eso puede suponernos una falta de confianza, dado que nos faltará ese punto de apoyo para saber cómo deberíamos proceder de cara a un futuro que vemos tan lejano.

Para soportar las fluctuaciones en el largo plazo además de tener claro que ese es el horizonte que queremos para las inversiones, también habrá que tener claro el nivel de tolerancia al riesgo.

3 Comentarios

  1. Quiero saber como se hace la cuenta de ejercicio de valores en largo plazo por ejemplo posee 5 bonos del estado con valor Q.10,000.00 c/u a 5 años plazo como es él procedimiento solo lo copio en él haber o tengo que sacarle IVA o que es que tengo que hacer ayuda podrá.

Responder a Oscar Martinez Fernandez Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.